miércoles, 31 de octubre de 2012

MARCHA A BERLÍN

 
“Frío invierno en la antigua Europa,
el paro, los derechos adquiridos, 
todo se está cayendo para sorpresa  
y asombro de la mayoría de los antes habitantes 
                                          y ahora esclavos del viejo continente...

Durante los meses de octubre y el lluvioso noviembre los movimientos convulsos del Sur de Europa se habían propagado espectacularmente por el resto de la “Unión”, toda Europa sufría manifestaciones y actos de lucha por parte de parados,desahuciados, funcionarios, pequeños empresarios y estudiantes.

La política de austeridad promovida por los países ricos especialmente Alemania con su Canciller a la cabeza habían tenido un efecto explosivo sobre las carteras y las conciencias de las personas... primero del Sur ahora del resto, sufriendo el contagio de esta epidemia altamente vírica  por no aplicar el antídoto perfecto a su debido tiempo.

Frases de la calle como “llevan años reuniéndose sin hacer nada”, “esto no es una crisis es una Estafa”,” no nos representan”, “solo queremos trabajo”, menos mercados y más personas...,ya se pronunciaban en todos los idiomas, las personas a través de las RS charlaban, escuchaban y actuaban.

Y en Europa, bastión del primer mundo se estaba dando (aunque muchos no lo querían ver) la primera revolución occidental del siglo XXI: 
una lucha de la clase media contra los mercados y sus dirigentes.
E
l día X,  que pasará a la posteridad como la fecha en la que se creó el todo y parte de la nada..., ese día los movimientos de repulsa a las medidas de austeridad y de pérdida de derechos de toda Europa entraron en alerta máxima y acordaron la marcha que entraría en la historia... 



“La marcha a Berlín”

El movimiento antiexclusión Europeo tenía por fin su plan de acción y una fecha señalada el 7/12/2012. Ese día Berlín esperaría atónita a ingentes cantidades de ciudadanos y los Berlineses podrían contar a sus nietos como las personas eran más importantes que los mercados, como un día la moderna y transgresora ciudad de Berlín fue el punto de Unión de la mayor protesta pacífica que jamás había visto el mundo.

Legiones de seres humanos se dirigirían desde todos los países de Europa hasta la ciudad germana.
Con bandera la miseria representada por la del estandarte valiente azul  de la rebelión con crespones negros y el corazón lleno de ilusión millones de personas colapsarían la ciudad silenciosa y solemnemente, lucharían por un Estado más Social y  conseguirán hacer ver a los Troikos, a los directivos de la UE que su tiempo ha caducado y que estas clases medias iban a ser los cimientos de un nuevo Estado de Estados que sería la GRAN Europa..., solidaridad, justicia e igualdad para LOS ESTADOS UNIDOS DE EUROPA, más de 100.000 niños presidirían la marcha contra los mercados..., y a favor de un futuro incierto con las manos entrelazadas y con un grito contra la MISERIA la avaricia y la codicia.

Es injusto que una generación sea comprometida por la precedente. Hay que encontrar un medio que preserve a las venideras de la avaricia o inhabilidad de las presentes.

Imágenes: Richard Stilp

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada